Reglas básicas para conducir un camión revolvedor

La primera regla básica para conducir con seguridad un camión revolvedor es conocer la unidad. Cada camión es diferente en cuanto a dimensiones y formas de manejo. Y aún cuando se trate de un chofer experimentado es recomendable probar la unidad y ubicar los puntos ciegos.


Los puntos ciegos, son las áreas que quedan fuera del campo visual del operador. Se encuentran tanto al frente como en los laterales y en la parte trasera del vehículo. Es fundamental tenerlos situados para estar alerta con lo que ahí pueda pasar.


Existe una regla básica de la previsión: estar siempre consciente de los peligros que se puedan presentar al momento de la conducción y concentrado al volante para reaccionar rápidamente ante cualquier evento.


En caso de que suceda un evento inesperado necesitamos una distancia de seguridad que nos permita percibir el acontecimiento, reaccionar y detener la unidad sin tener un accidente. La distancia de paro total, que se debe guardar siempre, se ubica entre la parte frontal del camión y la parte trasera del vehículo que va delante.


Para la mayoría de los choferes, manejar bajo cualquier condición es una responsabilidad a la que están habituados. Pero conducir con atención es una regla de seguridad que se debe tomar en cuenta.

Conducir con precaución es la regla básica para prevenir accidentes, y
también estar conscientes de que los camiones revolvedores no están
diseñados para la velocidad.