Seguridad al volante de un camión revolvedor

Al manejar un camión revolvedor se debe reducir la velocidad y conceder cambio de luces durante la noche, seguir estrictamente las técnicas de manejo durante la lluvia, elegir rutas seguras, planear los viajes para evitar congestionamientos, mantener baja la velocidad de rotación de la olla y seguir las técnicas de manejo defensivo.


Manejar a la defensiva no se trata de estar peleando con todo mundo, por el contrario, es estar atentos a las señales de conducción que tiene el resto de los autos, principalmente en el aspecto de la mirada para la prevención de accidentes.


Una regla importante en el manejo a la defensiva es el tiempo de frenado, que depende de las condiciones del vehículo respecto de los frenos, el estado de los neumáticos, de la calle, entre otros factores. Por ello, los especialistas aconsejan tomar una distancia de entre 3 a 4 segundos con respecto al vehículo que perseguimos. La llamada regla de los 3 o 4 segundos.


Es importante considerar que la velocidad es un factor de riesgo en el sentido de que el campo visual disminuye conforme el conductor acelera la marcha.


La regla básica de la mirada consiste en tener la vista en constante movimiento, de lejos y al frente, a los lados, y apreciar el conjunto de los demás automovilistas y peatones. Estar atento.

El manejo defensivo supone que el conductor está preparado para que alguien en el entorno haga algo indebido, y ponga en juego las medidas de seguridad de un chofer profesional.