La importancia de la capacitación

El conocimiento que poseen los empleados, en cualquier industria, acerca del trabajo que realizan, es clave para su buen desempeño dentro de la empresa; este saber puede ser ya adquirido, pero en cualquier caso, al entrar a la nueva organización será necesario ofrecerles entrenamiento; sin embargo, en las áreas donde el trabajo es rudo, muchas veces el entrenamiento queda relegado a un segundo plano.


En la industria del concreto, quienes se encargan de la maquinaria, acarrean los materiales, toman muestras para su análisis, escriben reportes, etcétera, también requieren de profesionalización.


El recurso humano es lo único que los competidores no pueden copiar; en cambio, la tecnología y la maquinaria está al alcance de ambos. La verdadera maquinaria que hace la diferencia es la fuerza de trabajo: los miembros de los equipos, los ingenieros y todos aquellos que participan en la producción.


Si los empleados están satisfechos con sus condiciones laborales; muy probablemente desarrollarán un sentido de pertenencia hacia la empresa, se familiarizarán con los clientes y sus necesidades, tendrán la oportunidad de participar en las mejoras de la empresa en pro del consumidor final y serán más productivos.

¿Qué estas haciendo con tus empleados? La clave del crecimiento es tener además de la mejor planta, un equipo de trabajadores bien capacitado.

Los beneficios de la capacitación


La profesionalización incrementa la calidad en el trabajo, que se refleja en los  productos y por consecuencia en la rentabilidad.


Al brindar capacitación a tus empleados le haces un favor a tu empresa, porque la aptitud de ellos ayuda en la solución de problemas y la toma de decisiones. También forja líderes, mejora la comunicación, sube el nivel de satisfacción con el puesto, permite el logro de metas individuales, elimina los temores a la incompetencia o a la ignorancia individual y sobre todo convierte a la empresa en un entorno de mejor calidad para trabajar.